Alianza por una Mejor Calidad de Vida/Red de Acción en Plaguicidas de Chile
En el marco del Mundial del Medio Ambiente
Organizaciones ambientales y sociales solicitan con urgencia la ratificación de los Convenios internacionales de Rótterdam (PIC) y Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs)

Con la finalidad de hacer más profunda la necesidad de crear una conciencia universal para proteger y mejorar nuestro planeta, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, decretó el 5 de junio Día Mundial del Medio Ambiente.

Con motivo de esta celebración, la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina (RAPAL) y la Alianza por una Mejor Calidad de Vida entregarán el dia 5 de junio en la mañana en el Palacio de La Moneda una carta abierta dirigida al Presidente de la República, Ricardo Lagos Escobar, en la que recuerdan que Chile tiene pendientes las ratificaciones del Convenio de Rótterdam, que regula el comercio internacional de determinados productos químicos peligrosos, en su mayoría plaguicidas y del Convenio de Estocolmo (COPs), que demanda a los Gobiernos establecer un Plan Nacional de implementación, prevenir y prohibir la producción y uso de algunos plaguicidas clorados más tóxicos y peligrosos creados por el hombre.

La actividad está programada a las 11:00 horas y en ella participarán, María Elena Rozas, coordinadora de RAP-AL; César Padilla, encargado de Minería y Medio Ambiente del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA); Elizabeth Maturana, representante de la Corporación de Investigación en Agricultura Alternativa (CIAL); Mafalda Galdamez, representante de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI).

En la oportunidad, se entregará además una carpeta con información relativa a los Convenios Internacionales de Rótterdam (PIC) y Estocolmo (COPs), un afiche conmemorativo y un árbol nativo chileno como símbolo de la importancia de nuestra naturaleza y de la protección a la biodiversidad afectada por sustancias químicas peligrosas.

3 DE DICIEMBRE DIA MUNDIAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
¿ POR QUÉ CONMEMORAR ESTA FECHA?

Conmemorar el 3 de diciembre como el día mundial del no uso de plaguicidas, tiene por finalidad hacer un llamado a la reflexión y toma de conciencia de la población mundial, sobre la grave crisis ambiental generada por el uso de plaguicidas a nivel global.

Esta fecha fue establecida por las 400 organizaciones miembros de la Red de Acción en Plaguicidas, PAN Internacional (Pesticide Action Network) (*) en 60 países, recordando a las más de 16.000 personas fallecidas a consecuencia de la catástrofe de Bophal, India, ocurrida en 1984 por el escape de 27 toneladas del gas tóxico metil isocianato, químico utilizado en la elaboración de un plaguicida de la Corporación Union Carbide. En los tres primeros días murieron 8.000 personas, debido a que este desastre químico ocurrió en un área densamente poblada.

Este y muchos otros graves accidentes, han ocurrido, desde se impuso en el mundo, la agricultura monocultivista con uso intensivo de agrotóxicos. También ha significado muerte y reducción de vida silvestre, generando además, graves impactos en la biodiversidad agrícola, lo que ha provocado cambios en el patrón de cultivos, acelerando los procesos de deforestación y eliminación de la cobertura vegetal, con grave pérdida de la fertilidad de nuestros suelos.

El mayor costo social de la aplicación masiva e indiscriminada de plaguicidas en el campo y en los hogares, son las intoxicaciones agudas y enfermedades crónicas que frecuentemente suceden a nivel de los agricultores y consumidores.

En América Latina, el uso de plaguicidas ha causado la intoxicación de millones de personas y ha cobrado miles de víctimas, muchos de ellos niños. Sin embargo, nadie ha asumido la responsabilidad por estos sucesos, quedando los casos impunes.

Así lo señala, por ejemplo, el programa de vigilancia epidemiológica de los Ministerios de Salud y la Organización Panamericana de la Salud en 7 países de Centro América, que estima que cada año, 400.000 personas se intoxican por plaguicidas. Mientras que en el Cono Sur, solo en Brasil, se producen aproximadamente 300.000 casos al año, constituyendo la intoxicación por plaguicidas, un grave problema de salud pública, calificado por la OMS claramente como endémica.

En Chile, anualmente se notifica la intoxicación aguda de cerca de 700 personas, incluidos niños. Si consideramos que en el mejor de los escenarios, por cada 1 caso notificado hay 4 no notificados en el país, podemos señalar que hay aproximadamente 2.800 casos. Sin embargo estas cifras solo se refieren a la intoxicación aguda. También esta el problema de la intoxicación crónica, que provoca graves enfermedades, como cáncer, malformaciones congénitas y alteraciones a los sistemas inmunológico, neurológico y reproductivo. La intoxicación por plaguicidas sigue siendo un serio problema de salud pública, que debe ser considerado prioritario en el país.

Alerta por Fumigación en Comuna de Providencia

Molestia en vecinos de la Comuna de Providencia esta causando la fumigación de árboles con plaguicidas que afectan la salud de las personas y aumentan la contaminación del deteriorado ambiente de la ciudad.

La aspersión con IMIDACLOPRID (Confidor) presenta un riesgo inaceptable tanto para las personas, especialmente para niños y ancianos, como para mascotas y la diversidad de insectos útiles para el control natural, como abejas y chinitas, que habitan en las áreas que se han contaminado con este agro tóxico. También para aquellos vecinos que han optado por una vida mas sana, cultivando frutas, hierbas y plantas medicinales libres de plaguicidas.

Imidacloprid puede ser muy tóxico también para los peces y animales acuáticos invertebrados expuestos. Tiene efectos agudos medianamente tóxicos cuando lo absorben oralmente los pájaros, presentando trastornos gastrointestinales y ataxia (perdida de la coordinación)

Por los vientos y el efecto “deriva” , la fumigación puede afectar también otros lugares. Los productos asperjados nunca dan en un 100% en el blanco, parte importante se deposita en suelos y otras superficies. Por estas razones y por tener un alto periodo de carencia, no tener un antídoto para su tratamiento en caso de intoxicación, y dado las características de persistencia en el ambiente , no lo hace recomendable para espacios públicos, donde es imposible respetar normas de seguridad.

Esta fumigación obliga a vecinos a mantener ventanas y puertas cerradas y a entrar mascotas, así mismo a no poder consumir la fruta que ha estado expuesta, por un periodo de hasta 15 días.

Nada justifica su uso en áreas urbanas, sobretodo cuando el SAG, no ha detectado plagas cuarentenarias en la comuna ni ha recomendado su uso.

Preocupa también el hecho de que durante estas aspersiones, se ha detectado que el personal esta trabajando sin las medidas de seguridad, sin mascara y equipos adecuados.

En consulta al SAG, este servicio nos ratifico que no le corresponde la fiscalización, por tratarse de una aplicación en áreas residenciales de carácter no agrícola. El SESMA, organismo fiscalizador, no ha reconocido su competencia en el asunto. Por tanto, estas aspersiones no han contado con las fiscalizaciones correspondientes a la aplicación y liberación de sustancias tóxicas al ambiente.

Imidacloprid esta clasificado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, como clase 2 y en Chile como grupo 2, moderadamente peligroso para el efecto agudo y debe ser etiquetado con los signos de advertencia y precaución.

Es un plaguicida altamente sistémico (plaguicidas capaces de penetrar al interior del tejido vegetal y extender su acción desde el lugar de absorción a otros puntos dentro de la planta) y de alta persistencia en el ambiente debido a su alto contenido de cloro (chloro-nicotinyl), lo que le da características de bioacumulable y resistente a la degradación.

Según la legislación de Holanda, no se permite el uso de Imidacloprid en cultivos y plantas durante la floración, porque este agrotóxico es sumamente peligroso para abejas y abejorros por su acción sistémica. Tampoco esta permitido como uso preventivo, por lo que debe ser aplicado directamente sobre la plaga. El calor aumenta la toxicidad de Imidacloprid y además, puede ser incluso tóxico para plantas (fitotóxico). En árboles y sobre el follaje por su alta persistencia o largo efecto residual, tiene una carencia de 15 o 14 días dependiendo del árbol.

Por su contenido de cloro, en caso de intoxicación, no se debe ingerir leche, pues este tóxico es liposoluble y se acumula en grasas.

Los síntomas agudos son similares a los efectos de intoxicación de nicotina. También produce calambres, fatiga, temblores, debilidad muscular, incluso de los músculos necesarios para la respiración. Como efecto crónico en animales, como el Hamsters chino, se ha detectado genotoxicidad en células ováricas. En estudios en animales se ha detectado un efecto cancerígeno, aunque por ahora mínimo. Como es un producto relativamente nuevo, aun se están estudiando sus efectos.

Referencias: EPA; E X T O X N E T, Information Project of Cooperative Extension Offices of Cornell University, Oregon State University, the University of Idaho, and the University of California at Davis and the Institute for Environmental Toxicology, Michigan State University. Major support and funding was provided by the USDA/Extension Service/National Agricultural Pesticide Impact Assessment Program; Ministerio de Agricultura de Holanda; Bayer.


Precauciones en caso de fumigaciones

  • Cerrar puertas y ventanas
  • No beber leche en caso de intoxicación
  • No consumir frutas y verduras contaminadas
  • Mantener niños y mascotas alejados de las áreas tratadas (césped y plantas)
  • Mantener guardados los productos alimenticios y también los alimentos de mascotas
  • No inhalar la neblina tóxica durante la aspersión.
  • Evitar el contacto con piel y ojos.
  • Para los aplicadores se recomienda durante la aspersión utilizar una mascara efectiva y guantes impermeables.
  • No comer, beber, ni fumar durante la aplicación.
  • No beber leche en caso de intoxicación.
  • Si hay síntomas como dolor de cabeza, nauseas, debilidad generalizada, temblores...acuda a la Posta o Servicio de Salud.
  • Asegúrese que la intoxicación sea notificada a la Red de Vigilancia de Intoxicación Aguda por Plaguicidas (REVEP) y notifique a nuestra organización.