Parathion

Parathion: Insecticida organofosforado extremadamente tóxico con LD50 oral de 2 y dermal de 7. Actúa por contacto, ingestión y penetración. Pertenece a la Docena Maldita.

Nombre comercial: Parathion 80 EC,

Importadoras: Hoechst, Bayer, Anasac.

Carencia: l2 a l4 días

Efectos agudos : Inhibidor irreversible de la colinesterasa. Dificultades para hablar, bradicardia, pérdida de conciencia y de los reflejos normales hasta convulsiones y coma, parálisis respiratoria, afectando especialmente a los músculos del sistema respiratorio. El 80% de los envenenamientos por pesticidas en América Central y la mitad de las intoxicaciones por agroquímicos a nivel mundial se deben al Parathion. En Chile, figura entre los plaguicidas que causan el mayor número de intoxicaciones agudas notificadas.
La EPA señala que no hay margen de seguridad en su uso. El Banco Mundial recomienda no utilizarlo. En Marzo de l986 en Los Andes un niño murió y otro quedó grave por intoxicación con este insecticida. Luego en Enero de l988 en Paine 32 mujeres jóvenes se envenenaron con Parathion.

Efectos crónicos : Posible cancerígeno, teratogénico y mutagénico; causa degeneración del nervio ciático y efectos embriotóxicos comprobados en animales de laboratorio. Efectos negativos sobre la reproducción, afectando las células espermáticas. Inhibe la liga de testosterona con su receptor proteínico, en ratones reduce la habilidad del esperma para fertilizar huevos. Depresor del sistema inmunológico.

Efectos ambientales . Peligroso para animales domésticos y salvajes. Tóxico para abejas, peces y aves. Efectos mutagénicos en plantas.

Prohibido en: Chile ( *), Argentina, México, Bulgaria, Belize, China, Ex Alemania Oriental, Ecuador, Hungría, India, Sri Lanka, Noruega, Filipinas, ex Unión Soviética, Suecia, Turquía, Yugoeslavia.
Restringido en: Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Gran Bretaña, Isreael, Japón, Nueva Zelandia.

Incluido en el procedimiento ICP de la FAO/PNUMA de 1997 .

(*) Prohibida su importación y fabricación por resolución del SAG de 6 de febrero de 1999 y prohibido su uso desde el 31 de marzo del 2000.